Bosch y Daimler obtienen el visto bueno al primer aparcamiento sin conductor

    Este aparcamiento es el primero sin conductor completamente automatizado del mundo aprobado por las autoridades.

    Aparcamiento sin conductor

    Bosch y Daimler han alcanzado un hito en el camino hacia la conducción automatizada, pues ambas compañías han conseguido el permiso de las autoridades pertinentes en Baden-Württemberg para su sistema de estacionamiento automatizado del aparcamiento del Museo Mercedes-Benz en Stuttgart. Se accede al servicio de estacionamiento con aparcacoches automatizado a través de una aplicación para un teléfono inteligente y no requiere conductor de seguridad. Esto lo convierte en la primera función de aparcamiento SAE Nivel 4 completamente automatizada y sin conductor, aprobada oficialmente para su uso diario.

    La máxima prioridad de Bosch y Daimler para este servicio de estacionamiento sin conductor siempre ha sido la seguridad. Dado que aún no existe un proceso de aprobación oficial para las funciones de conducción automatizadas que no requieren un conductor, las autoridades locales supervisaron el proyecto junto con expertos del servicio de inspección técnica alemán TÜV Rheinland desde el principio. Su objetivo era evaluar la seguridad operativa de la tecnología automotriz y del aparcamiento.

    Aparcamiento sin conductor

    El resultado es un concepto de seguridad integral con criterios de pruebas y aprobación adecuados que pueden aplicarse más allá de este proyecto piloto. En el concepto, los desarrolladores definieron cómo el vehículo sin conductor detecta a los peatones y otros automóviles en su camino y se detiene de manera fiable cuando encuentra un obstáculo. También establecieron comunicaciones seguras entre todos los componentes del sistema y tomaron medida para garantizar la activación fiable de la maniobra de estacionamiento.

    Pero, ¿cómo funciona? Al llegar al aparcamiento, se sale del vehículo y se envía a un estacionamiento dentro del aparcamiento con solo tocar la pantalla de un teléfono inteligente: el servicio de estacionamiento automatizado no tiene necesidad de un conductor. Entonces, el coche se conduce a un espacio asignado y aparca. Más tarde, el vehículo vuelve al punto de entrega exactamente de la misma manera. Este proceso se basa en la interacción entre la infraestructura inteligente del garaje de aparcamiento suministrada por Bosch y la tecnología automotriz de Mercedes-Benz. Por un lado, los sensores Bosch en el aparcamiento vigilan el carril de conducción y sus alrededores y brindan la información necesaria para guiar al vehículo. Por otro, la tecnología en el automóvil convierte los comandos de la infraestructura en maniobras de conducción.

    27328792 páginas vistas
    Noticias relacionadas:
    Quehenberger Logistics se suma a la movilidad sostenible
    10 consejos para conducir con más seguridad
    DB Schenker mantiene su liderazgo europeo
    Michelin presenta sus resultados financieros
    Grupo Alonso apuesta por el Iveco Stralis NP 460 de gas natural
    Autolica Industriales abre un nuevo centro en Terrassa
    El gigante chino Dongfeng llega a España
    Tecnología made in Spain para cambiar el mundo
    Alpega analiza cómo afecta el cumplimiento normativo al sector
    Dachser apoya las salidas de etapa de La Vuelta 2019